jueves, 11 de diciembre de 2008

abrazos

Mis alas sirven para volar y para abrazar,
pero no tengo que elegir,
puedo abrazar y volar.
Soy lo que soy, gracias a los abrazos,
los que debo los pago, nadie me debe,
tengo mil todos los días,
así que vuelo y los regalo entre la gente que no tiene,
lanzándolos desde el aire, recogiéndolos de las nubes.

2 comentarios:

María Nadie dijo...

Los abrazos no se deben negar a nadie, son maravillos

jan dijo...

hmm, ya no escribe?